Lo último del blog ahora mismo

wordpress

Todo lo que puedes hacer con WordPress

WordPress es un CMS (Sistema de Gestión de Contenidos) gratuito, cuyo objetivo principal es permitir a los usuarios, incluso a ...
Leer Más
zona gaming

Consejos para mejorar una gaming zone

Para los amantes del gaming no hay mejor forma de disfrutar del juego que hacerlo con las mejores herramientas de ...
Leer Más

Por qué optar por consolas y no ordenadores

Si quieres jugar a videojuegos, lo más normal es que pienses en comprar consolas o sistemas especializados, el negocio es grande. Aun así, existe una opción tan simple como comprar una HDTV para ver series de televisión y sincronizarla con los distintos sistemas de los que dispongas.

consolas portátilesHay varios sistemas de juegos disponibles en la actualidad, de tres marcas principales, que han llegado a formar parte de dos generaciones. Y es aquí donde se complican las cosas: ya has decidido buscar entre las distintas consolas baratas; la pregunta es, ¿qué consola comprar?

¿Qué consola comprar? Por qué una consola y no un ordenador

Una consola no es una mejor opción que un ordenador, necesariamente. Después del feedback de algunos de nuestros lectores, creímos apropiado dejar este punto más claro: la elección de comprar consolas o bien un ordenador dependerá de tus gustos, paciencia, presupuesto y conocimientos técnicos.

Para más flexibilidad de uso – y con ello el número de juegos disponibles – y potencia, un ordenador es el ganador. Simplemente requiere un nivel de técnica significativo para aprovecharlo al máximo, y no todo el mundo está calificado para ello – asumiendo que vas a empezar de cero y no eres un experto en tecnología que construye sus propios sistemas. Algo que también ha pasado con los smartphones.

Sospesando contras y pros

Para empezar, las consolas son menos caras que los ordenadores dedicados a los videojuegos. Tanto la Xbox One como la PlayStation 4 son consolas baratas, de precios asequibles. Es cierto que, por el precio que te costaría comprar consolas como la Xbox y la PlayStation, puedes adquirir un ordenador, pero no será tan potente como es necesario, ni estará optimizado para jugar a videojuegos.

Los ordenadores dedicados al gaming cuestan el doble de lo que costaría un PC corriente solo por sus componentes. Puedes llegar a gastar alrededor de 1000 euros si lo compras con los complementos y extras incluidos.

Las consolas portátiles baratas también ofrecen unas plataformas y hardware consistentes para que los desarrolladores de juegos trabajen con ellas. Eso significa que podrás utilizarlas durante años sin que queden anticuadas.

Un juego de ordenador diseñado en la actualidad, por otro lado, está fabricado para el hardware disponible en la actualidad, con lo que no todos los juegos desarrollados en un futuro serán adaptables a nuestros ordenadores actuales – especialmente en los títulos más importantes; los juegos indie o de desarrolladores independientes son un caso aparte.

La explicación es que, en un futuro, los desarrolladores de juegos habrán sido capaces de optimizar el juego y sacar el mejor rendimiento de las consolas portátiles disponibles con las que han tenido que trabajar.

Una sola plataforma de hardware como en los auriculares que no cambia con el paso de los años obliga a los desarrolladores de optimizar el uso de ésta. Por otro lado, una plataforma que varía constantemente sus capacidades, que actualiza constantemente su hardware, obliga a los desarrolladores de hacer juegos lo suficientemente flexibles. Así, dichos juegos serán utilizados de forma óptima en un número de combinaciones de hardware distintas.

Comprar consolas baratas de última generación

Las consolas de última generación como la Xbox One, PlayStation 4 y Wii U son las más utilizadas en la actualidad. Lo más probable es que no veamos nuevas consolas hasta dentro de varios años, y eso significa que la elección de qué consola comprar depende de si las más actuales valen su coste extra.

Ha pasado más de un año des de que la Xbox One y la PlayStation 4 fueron lanzadas al mercado, y des de entonces cada sistema ha desarrollado una gran biblioteca de juegos en oferta o gratuitos. No son tan grandes como las bibliotecas de la Xbox 360 o la PS3, pero hay una amplia variedad de títulos disponibles. Es importante ser consciente de que ninguno de los sistemas es compatible con sus últimas versiones: si tienes juegos de las consolas anteriores, no podrás utilizarlos con las consolas de última generación.

Los sistemas de nueva generación son buenos para asegurarte una librería de juegos para los años por venir. A medida que los desarrolladores buscan formas de optimizar la potencia de la Xbox One y la PS4, sus juegos se volverán más impresionantes visual y técnicamente. Las librerías de cada consola siempre son poco sólidas en un principio, pero existen juegos prometedores y exclusivos que pueden hacer que cada sistema valga la pena para ti, y ayudarte a decidir qué consola comprar.

En la última generación, la PlayStation 3 era la reina de los sistemas de juegos con características de otros medios, puesto a que podía reproducir discos de Blu-ray, mientras que la Xbox 360 era incapaz de hacerlo. Ahora es distinto: tanto la PS4 como la Xbox One son capaces de reproducir películas en Blu-ray, pero la Xbox One dispone de un equipo de características extras que la PS4 no tiene.

Por ejemplo, puedes controlar tu cable o satélite del televisor a través de la Xbox One, utilizando tu gamepad o control de mando, o bien con tu voz. Y la guía de canales y HDMI del sistema combina televisión con servicios online y gaming, para proporcionarte una experiencia conectada, de forma que no tienes que alternar entre dispositivos para disfrutar de tus películas favoritas, series o juegos.

La PlayStation 4, por otro lado, tiene muchos servicios online y puede reproducir discos Blu-ray, pero no tiene un modo de integrar el televisor o HDMI. Con ella no puedes ver películas o series online mientras interactúas con el sistema.